En los últimos años, hemos podido apreciar cómo un nuevo sistema de cortina técnica ha llegado a nuestras casas para quedarse. Estamos hablando de los comúnmente conocidos como estores enrollables. Se trata de cortinas de una sola pieza que se recogen verticalmente accionadas por un mecanismo lateral manual o motorizado.

Los podemos ver cubriendo, a la vez que decorando, distintos tipos de ventanas: ya no sólo en hogares, sino en oficinas, tiendas y demás establecimientos. Su amplia expansión en el mercado de la decoración se debe, en gran medida, a su cuidada estética, el espacio reducido que ocupan y sobre todo a la protección solar que ofrecen.

Existen diferentes tipos de “enrollables” (así es como se les conoce) según el tejido escogido  y que se adaptan perfectamente a las necesidades de cada cliente: traslúcidos, screen y opacos. En el primer caso, el tejido empleado es la loneta resinada que filtra la luz suavemente y proporciona un ambiente cálido y acogedor.  Por el contrario, si el cliente prefiere mantener cierta visibilidad del exterior protegiendo la estancia de los rayos UV, nos decantaremos por el material screen, existiendo en este último caso diferentes tipos de opacidad. En cambio, si el cliente quiere que la estancia quede completamente a oscuras, impidiendo la entrada de luz solar y claridad, así como la visibilidad de la estancia desde el exterior, elegiremos una “enrollable” opaca.

Dentro de la amplia gama de enrollables, podemos encontrar diferentes colores y estampaciones. Aquí os dejamos un ejemplo que instalamos en la habitación de un cliente recientemente. Os podemos asegurar que el efecto de la estampación sobre el tejido es tan natural que incluso parece real. Esperamos que os guste el resultado 🙂

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (17 votes cast)
El furor de las enrollables estampadas, 5.0 out of 5 based on 17 ratings